miércoles, diciembre 31, 2008

Los hombres que no amaban a las mujeres, de Stieg Larsson

Lo que digo yo:

Repasando posts, me doy cuenta de que no hice el post sobre este libro. en su momento... Ha pasado más de un año, desde que lo leí (aunque lo fecho correctamente) así que no hago más que reportarlo para que, dentro de diez años, me acuerde de que lo leí. Ja. Poco puedo decir, más que me lo devoré en poquísimos días y que fue un perfecto relax, además de que es muy buena introducción a la trilogía Millenium… conoces y entiendes a los personajes y te preparas para más aventuras.



Lo que dice la contraportada:



El protagonista de la novela se llama Mikael. Ha trabajado durante mucho tiempo en una revista de sociología y de economía. Ese es su único currículo como "investigador". Sinembargo, en el ocaso de su vida recibe un encargo sorprendente. Un hombre llamado Henrik Vanger le pide que investigue una desaparición que se remonta muy atrás en el tiempo. La de su sobrina, que quizás fue asesinada. En cualquier otro momento de su vida Mikael, que ha sido una auténtica estrella del periodismo, hubiera renunciado, pero éste no es un momento cualquiera.
Mikael tiene problemas con la justicia, está vigilado y encausado por una querella por difamación y calumnia. Detrás de la querella está un gran grupo industrial que amenaza con derrumbar su carrera y destruir su reputación. De manera que se hace ayudar por Lisbeth Salander. Lisbeth es una mujer turbadora, incontrolable, socialmente inadaptada, contodas las partes del cuerpo o bien tatuadas o bien perforadas por piercings. Pero tiene extraordinarias cualidades como investigadora, entre ellas una excelente memoria fotográfica y un extraordinario dominio informático que le permitirán encontrar lo inencontrable.

Nunca me abandones de Kazuo Ishiguro

Lo que digo yo:
De lo mejor que he leído este año. De lo mejor que he leído en general, y mira que algo leo. Ishiguro cuenta la historia de unos chicos, recluídos en un colegio sólo para ellos. Las relaciones, el crecimiento, sus sueños, sus frustraciones.

Cada personaje tiene cara, voz, personalidad. Lo sabrías distinguir, no podrías confundirlo. Amas a algunos, detestas a otros, quisieras cambiarlos. Te hacen padecer, reír, incluso soltar alguna lagrimita o, como mínimo, te encoge el corazón pensar en sus congojas. Es un libro intenso, rico, de esos que acabas y quisieras no haber acabado, de los que cuesta reemplazar. Es este tipo de relación la que valoro en la novela, cuando pondrías las manos en el fuego por los personajes, porque llegas a creer que son reales aunque tengas claro que son ficción. Finalmente la trama es impecable. No digo nada más, pero queda clarísima la maestría narrativa de Ishiguro.


De cabeza a mi lista de favoritos.



Lo que dice la contraportada:
Como me pasa a menudo, me niego a ponerlo… porque es estúpido que te adelanten cualquier detalle, hay que leerla.

After Dark de Haruki Murakami

Lo que digo yo:
Murakami me gusta. He leído tres novelas suyas, no más, pero creo que tiene elementos que lo hacen de mis favoritos. Ante todo, sabe coger una situación, sea la que sea, y transformarla en algo interesante.

Este es el caso de After Dark. Desde las 12 medianoche y hasta las 7 pasadas de la mañana, el autor nos mete en el mundillo que debería estar dormido, pero que no lo está. Personajes particulares, no porque tengan características extrañas, si no porque lo principal en la novela es entender sus sentimientos. Al final, hasta del más desagradable acabas entendiendo sus motivos. Habla de una forma poética de los miedos, de las relaciones, de estar en la vida y no estar, de todo lo que metafóricamente se oculta en la noche.


Es un libro mágico. Lo disfruté de principio a fin.



Lo que dice la contraportada:
Cerca ya de medianoche, Mari, sentada sola a la mesa de un restaurante, se toma un café, fuma y lee. Un joven la interrumpe: es Takahashi, un músico al que ha visto una única vez, en una cita de su hermana Eri, modelo profesional. Ésta, mientras tanto, duerme en su habitación, sumida en un sueño profundo, "demasiado perfecto, demasiado puro". Mari ha perdido el último tren de vuelta a casa y piensa pasarse la noche leyendo en el restaurante; Takahashi se va a ensayar con su grupo, pero promete regresar antes del alba. Mari sufre una segunda interrupción: Kaoru, la encargada de un "hotel por horas", solicita su ayuda. Mari habla chino y una prostituta de esa nacionalidad ha sido brutalmente agredida por un cliente. Dan las doce. En la habitación donde Eri sigue sumida en una dulce inconsciencia, el televisor cobra vida y poco a poco empieza a distinguirse en la pantalla una imagen turbadora: una amplia sala amueblada con una única silla en la que está sentado un hombre vestido de negro. Lo más inquietante es que el televisor no está enchufado...

Eri y Mari, Takahashi y Kaoru, la prostituta china y su maltratador, Tokio by nighty esas horas entre la medianoche y el alba en que todo se torna dolorosamente nítido o angustiosamente desdibujado... Murakami da una nueva vuelta de tuerca a su ya bien conocido universo: desde una distancia variable, como una cámara versátil, su mirada recorre escenarios habitados por personajes solitarios, reproduce encuentros accidentales que más parecen desencuentros, y capta una amenazadora pero difusa sensación de peligro que todo lo impregna, como la omnipresente música de fondo. Con After Dark -cuyo título proviene de la pieza de jazz "Five Spot After Dark", de Curtis Fuller- el autor vuelve a deslumbrarnos con su estilo conciso, su sutil sentido del humor, su habilidad para construir tramas cautivadoras y escalofriantes, y su maestría para dar cuenta del escurridizo espíritu de nuestro tiempo.

Sputnik, mi amor de Haruki Murakami

Lo que digo yo:
Como toda una guerrera, decidí leerme el libro en catalán. La razón… primero que estoy intentando escribir teatro en catalán, y para escribir es absolutamente necesario leer en el idioma. Pensé que sería mucho más complicado, pero la verdad que la dificultad del idioma me ayudó a ponerle el triple de atención.

Siendo así, puedo decir que es una novela interesante, muy bien construida. Lees y te dan ganas de seguir y seguir. Es una de las cosas que le pido a los libros, que te amarren y no te suelten hasta acabar. Si no, no vale la pena leer.


Los personajes, cosa usual en Murakami, son más profundos de lo que parece. Me gustó que al principio parece una historia casi adolescente, de una chica enamorada de una mujer casada, algunos años mayor, y un chico enamorado de la joven. Un triángulo que podría ser irrisorio si no fuera por la complejidad que luego el autor desarrolla.


Como punto flaco diría que el final… no sé… no puedo decir mucho sin quitarle gracia, pero digamos que la resolución se queda corta. Supongo que tiene que ver con las expectativas que te crea Murakami, y que de alguna forma no se ven satisfechas totalmente. De todas maneras no tiene desperdicio.



Lo que dice la contraportada:
Perdidos en la inmensa metrópoli de Tokio, tres personas se buscan desesperadamente intentando romper el eterno viaje circular de la soledad; un viaje parecido al del satélite ruso Sputnik, donde la perra Laika giraba alrededor de la Tierra y dirigía su atónita mirada hacia el espacio infinito. El narrador, un joven profesor de primaria, está enamorado de Sumire, a quien conoció en la universidad. Pero Sumire tiene una única obsesión: ser novelista; además se considera la última rebelde, viste como un muchacho, fuma como un carretero y rechaza toda convención moral. Un buen día, Sumire conoce a Myû en una boda, una mujer casada de mediana edad tan hermosa como enigmática, y se enamora apasionadamente de ella. Myû contrata a Sumire como secretaria y juntas emprenden un viaje de negocios por Europa que tendrá un enigmático final.

martes, octubre 28, 2008

Alicia en el País de las Maravillas, de Lewis Carroll

Ed. Cátedra
392 págs.

Lo que digo yo:
Hay pocas cosas que pueda yo decir sobre Alicia en el País de las Maravillas. No porque no tenga opiniones sobre este clásico de la literatura, si no porque parece que es de los más populares y gustados en el mundo mundial. Siendo así, como me pasa con algunos otros textos, me quedo con la duda de si tengo “permiso” de no convertirme en una fan más.

Me explico: el libro es fantástico, lleno de humor del más cruel, con pasajes divertidos, inverosímiles, tristes, desconcertantes… de esos que no te imaginas leyéndole a ningún niño pequeño, pero imprescindible. Es decir, maravilloso. Pero… ¿es mi opinión o una adaptación de mi posible opinión?


Cuando me enfrento a un libro tan famoso, tan leído y tan querido, tengo la impresión de que me cuesta ser objetiva. Bueno, un poquito más objetiva, que ya sé que es imposible serlo totalmente. Así que me quedo con el regustillo amargo de no poder saber qué habría pensando de Alicia sin expectativas ni información previa.



Lo que sí puedo decir es que el principio de “A través del espejo” me dio tanta pereza que no pude pasar de la primera página.

Lo que dice la contraportada:
En la puritana Inglaterra de la Reina Victoria era axiomático el requisito de que los cuentos infantiles tuvieran moraleja. Los de Alicia no la tenían y quizá por eso se gqnaron el favor del gran público. La cuestión principal que parece preocupar hoy en día acerca de este par de clásicos de la literatura infantil es saber si son o no en realidad cuentos para niños. Sea cual sea la respuesta, lo que está claro que diferencia a las dos Alicias de la inmensa mayoría de sus congéneres es que son cuentos que interesan también a las personas mayores.

martes, octubre 21, 2008

La Maravillosa vida breve de Oscar Wao, de Junot Díaz

Lo que digo yo:



Desde el mismo momento en que el autor explica cómo es Oscar Wao, es imposible no quererle. Es de esos personajes que en la vida real, a lo mejor, pasarían inadvertidos o –aún peor –nos daría igual lo que le pasase. Pero cuando alguien pone la lupa sobre un dominicado gordito llamado Oscar, no hay forma de no dejarse llevar por si historia.

A esto le sumamos una maestría narrativa, unos personajes poliédricos, humanos, que se salen de la ficción y casi sientes que te los puedes encontrar por la calle. La genialidad surge sin problemas, la lectura es amena y enriquecedora.


Me gusta el acercamiento que hace a la política de República Dominicana, a la cultura y pensamiento de su gente. Díaz hace un paseo sutil por la historia de Rafael Leónidas Trujillo, sin caer en los tópicos, hablando desde la gente que lo padeció de las formas más diversas posibles.


Creo que es un libro para leer en inglés, en caso de tener la posibilidad, por la riqueza de la mezcla lingüística.


La diferencia entre este libro y “La fiesta del chivo” (entre miles…) es que con este sientes la miseria humana, el sufrimiento, te ríes… lo vives. Con el de Vargas Llosa, que creo que es fantástico también, la relación es más intectual, talvez.


De lo mejor que he leído este año, recomendable absolutamente.


Esto opinó la Celes/Zeles



Lo que dice la contraportada:

La vida nunca ha sido fácil para Oscar Wao, un dominicano dulce, obeso y algo desastroso que vive con su madre y su hermana en un gueto de Nueva Jersey. Oscar sueña con convertirse en un J.R.R. Tolkien dominicano y, por encima de todo, con encontrar el amor de su vida. Pero puede que nunca alcance sus metas debido a una extraña maldición presente en su familia desde hace generaciones; enviando a los Wao a prisión, predisponiéndolos a accidentes trágicos y, ante todo, al desamor.

Después del éxito internacional de Los Boys (Mondadori, 1996), Junot Díaz recrea, con humor, la experiencia de los dominicanos en Estados Unidos y la capacidad de perseverar en medio del desengaño amoroso y la pérdida. El autor ha sido galardonado con el Premio Pullitzer 2008.

lunes, octubre 20, 2008

Beatriz y los cuerpos celestes, de Lucía Etxebarria

Lo que digo yo:


Ultima oportunidad. He leído muchos libros de la Extebarria. Muchos. Suficientes para decir que este es el último que leo. No porque sea malo, no porque me haya aburrido… simplemente porque nunca la he disfrutado realmente. Es como un vicio, en resumen. La leo porque no puedo evitarlo, porque me leo una novela suya y prometo no volver; cuando me doy cuenta estoy en la librería comprando otra.

Sobre esta en específico, hay poco que decir. Es entretenida, aunque lenta a ratos. Un poco más de lo mismo: sexo, drogas, mujeres en conflicto, enfermedades mentales y rock and roll. Promete más de lo que da… el conflicto es una variación de los que ya me ha contado la autora otras veces. Los personajes –a pesar de que evidentemente están escritos con otra óptica –son olvidables.

Podría haber vivido perfectamente sin este libro, aunque le agradezco haberme provocado a cerrar el ciclo Extebarria.

Y, ante todo, me quedo con la duda… ¿ESTE es un Premio Nadal?

Lo que dice la contraportada:


Tres mujeres: Cat, lesbiana convencida; Mónica, devorahombres compulsiva, y Beatriz, que considera que el amor no tiene género. Tres momentos de la vida de una mujer: su infancia, encerrada en un hogar claustrofóbico y escorado entre las presiones familiares; su adolescencia, una permanente huida hacia delante, y su juventud como exiliada sentimental, teñida de la nostalgia hacia su ciudad natal. Y dos ciudades: Edimburgo, sombría y vertical, y Madrid, horizontal y luminosa, para una novela sobre el amor a los amigos, a la familia y a los amantes.

domingo, octubre 19, 2008

Beatriz y los cuerpos celestes, de Lucía Etxebarria

Lo que digo yo:

Ultima oportunidad. He leído muchos libros de la Extebarria. Muchos. Suficientes para decir que este es el último que leo. No porque sea malo, no porque me haya aburrido… simplemente porque nunca la he disfrutado realmente y las últimas 30 páginas de esta novela me costaron un esfuerzo sobrehumano. Es como un vicio, en resumen. La leo porque no puedo evitarlo, porque me leo una novela suya y prometo no volver; cuando me doy cuenta estoy en la librería comprando otra.


Sobre esta en específico, hay poco que decir. Es entretenida, aunque lenta a ratos. Un poco más de lo mismo: sexo, drogas, mujeres en conflicto, enfermedades mentales y rock and roll. Promete más de lo que da… el conflicto es una variación de los que ya me ha contado la autora otras veces. Los personajes –a pesar de que evidentemente están escritos con otra óptica –son olvidables.


Podría haber vivido perfectamente sin este libro, aunque le agradezco haberme provocado a cerrar el ciclo Extebarria.



Y, ante todo, me quedo con la duda… ¿ESTE es un Premio Nadal?

Lo que dice la contraportada:

Tres mujeres: Cat, lesbiana convencida; Mónica, devorahombres compulsiva, y Beatriz, que considera que el amor no tiene género. Tres momentos de la vida de una mujer: su infancia, encerrada en un hogar claustrofóbico y escorado entre las presiones familiares; su adolescencia, una permanente huida hacia delante, y su juventud como exiliada sentimental, teñida de la nostalgia hacia su ciudad natal. Y dos ciudades: Edimburgo, sombría y vertical, y Madrid, horizontal y luminosa, para una novela sobre el amor a los amigos, a la familia y a los amantes.

Shopgirl, de Steve Martin

Lo que digo yo:


Mirabelle es una chica que lleva una vida, digamos, de rutina. Trabaja vendiendo guantes en una tienda de departamentos en Los Angeles. El humor empieza con semejante paradoja: a pesar de que ella está ahí, esperando a sus clientes, lo hace precisamente en una ciudad que poco necesita de ellos.


En la breve novela quedan retratadas su soledad, que se puede tocar al repasar la historia que nos cuenta el autor, las relaciones amorosas que vive, los problemas en que se mete sin siquiera pretenderlo (como con su compañera de trabajo, envidiosa hasta la médula).


La riqueza de este libro está en los temas que toca, sobre todo porque lo hace sin remarcarlos, sin subrayarlos. Aún así, creo que mientras “The pleasure of my company” es una obra maestra de retrato psicológico, esta, probablemente, se queda en la pretensión. De todas formas es muy entretenida.




Lo que dice la contraportada:

Mirabelle, the image of fragile, feminine loveliness, is the shopgirl. She works in the glove department at Neiman’s in L.A., where she’s come to escape the provincialism of her Vermont hometown. And though she may remind people of Olive Oyl, once the resemblance is noted, many readers also will find a likeness to Chaplin’s little tramp, the poor, lonely soul with a heart of gold. But Mirabelle is not just a shopgirl; she spends her nights toiling as an artist. Her specialty is creating a striking image surrounded by a black background. Mirabelle lives with two cats; one is always hiding. She has a few friends, who invariably forget to include her in their social activities, and she can barely claim the interest of Jeremy, an awkward, inexperienced young man without means, whom she met in a laundromat. Then, abruptly and mysteriously, Mr. Ray Porter, a millionaire, comes into her life. They becomes lovers, and that initiates the ire of Mirabelle’s antagonist, Lisa Cramer. Cramer’s aim in life is to be flawlessly pleasing to men, to which end she has viewed a few “`educational’ porno tapes,” discussed techniques extensively with other women, and “once attended a class given by Crystal Headly, a down and going sex-film actress.” The action moves quickly, yet the narrative takes its time to develop, which is a very skillful bit of writing business. Martin’s literary fable of a novella is disarming, particularly for those who come to it expecting the biting, zany humor of Pure Drivel (1998), but it may mark a new direction in a noteworthy writer’s career. (Reviewed July 2000)

The pleasure of my company, Steve Martin

Lo que digo yo:


El Hubby me habló de un libro de Steve Martin que le había gustado. Mi primera pregunta fue si Steve Martin era escritor… yo lo tenía injustamente catalogado como mal actor, de mal gusto, protagonista de películas estúpidas.


Pero, héte tu que el libro está bien. De hecho, está muy muy bien. Cuenta la historia de Daniel Cambridge, un chico cuya vida podría resumirse en las actitudes obsesivas-compulsivas que tiene, pero que se llena de otros matices cuando él mismo cuenta sus historias.


Así, lejos de parecer un tipo demasiado raro para aguantarse, Daniel comienza a ser alguien a quien quieres… y quieres, de hecho, que Elizabeth, Zandy, Philipa o Clarissa se enamoren de él.


El protagonista te hace reír, sus historias a veces no tienen sentido, otras tantas te crean interrogantes sobre tu propia forma de afrontar la vida. Enternece, divierte, entretiene. No se ganara el Nobel, pero unas cuantas sonrisas seguro que sí.




Lo que dice la contraportada:

Daniel Pecan Cambridge is the narrator and central consciousness of the novel (actually a novella). Daniel, an ex-Hewlett-Packard communiqué encoder, is a savant whose closely proscribed world is bounded on every side by neuroses and obsessions. He cannot cross the street except at driveways symmetrically opposed to each, and he cannot sleep unless the wattage of the active light bulbs in his apartment sums to 1,125. Daniel's starved social life is punctuated by twice-weekly visits from a young therapist in training, Clarissa; by his prescription pick-ups from a Rite Aid pharmacist, Zandy; and by his "casual" meetings with the bleach-blond real estate agent, Elizabeth, who is struggling to sell apartments across the street. But Daniel's dysfunctional routines are shattered one day when he becomes entangled in the chaos of Clarissa's life as a single mother. Taking care of Clarissa's tiny son, Teddy, Daniel begins to emerge from the safety of logic, magic squares, and obsessive counting.

domingo, septiembre 21, 2008

Soy leyenda, de Richard Matheson

Ed. Minotauro
182 págs.

Lo que digo yo:
El primer capítulo ya es genial. Sin decirte lo que pasa, te lo sugiere y te crea intriga. Con pocos detalles has creado una hipótesis perfecta, pero igualmente hay un ansia de que el autor te lo diga. Las descripciones están hechas a la perfección: se dice lo necesario para imaginar hasta el último detalle, sin cansar al lector. Se agradece lo sucinto que es el autor, aunque yo le hubiese aceptado un libro con el triple de páginas y de desarrollo.
De hecho, si tuviera que marcar algún fallo, me da la impresión de que la pasa por encima a una historia que podría ser mucho más profunda, más detallada, en la que el lector se implique más emocionalmente.
Lo mejor es que trata un tema, digamos, trillado… “los vampiros”, pero no lo hace de una forma convencional. Creo que he descubierto que me gustan los libros de ciencia ficción y fantasía que plantean el tema como lo hace Matheson, o bien con normalidad –como si eso que sucede fuera parte de la cotidianeidad que hay que asumir –o bien con las interrogantes que cualquier persona se haría. Soy leyenda parte de este segundo caso. El protagonista, como el lector, pasa buena parte del libro intentando entender por qué las personas se han convertido en vampiros.
Finalmente, el autor sabe construir el suspense y mantenerlo, eso también se agradece.
No he visto la película, ni pienso verla… en todo caso El Hubby ya me chivó que es terriblemente mala.

Lo que dice la contraportada:
El último hombre sobre la Tierra no está solo.
Robert Neville es el único superviviente de una guerra bacteriológica que ha asolado el planeta y convertido al resto de la humanidad en vampiros. Su vida se ha reducido a asesinar el máximo número posible de estos seres sanguinarios durante el día, y a soportar su asedio cada noche. Para ellos, el auténtico monstruo es este hombre que lucha por subsistir en un nuevo orden establecido.
Todo un clásico en su género, éste es un perturbador relato sobre la soledad y el aislamiento y una reflexión sobre los binomios como normalidad y anormalidad, bien y mal, que se evidencian como una mera convención derivada del temor y el desconcierto ante lo diferente.

Las amigas imperfectas, de Luis del Val

Ed. Alianza
360 págs.

Lo que digo yo:
Luis del Val empieza confesando que el libro es producto de un diskette con unas “confesiones” encontrado por ahí. Explica que nadie lo reclamó a pesar de sus intentos por devolverlo. Mi disposición positiva bajó tras dicho prólogo, por la sencilla razón de que no me parece justo que se haya apropiado de una historia ajena. Pero, digamos que le creo cuando dice haber hecho lo posible.
En todo caso, la historia me parece interesante. Dos amigas, distintas, que desde niñas van haciéndose cómplices la una de la otra, pero que de alguna manera no pueden salvar la distancia que les crea la personalidad, la vida, los años.
La escritura es impecable, del Val es un correctísimo redactor. Se queda corto, pienso, en la profundidad de las historias. El libro es muy entretenido, pero hasta cierto punto predecible. No tiene motivos evidentes para saltar de una página a la otra, sin embargo te logra apresar. Así que me veo dividida en mi opinión. Lo dejo en lo real, que es que lo disfruté, sin que me cambiara la vida.

Lo que dice la contraportada:
"Julia llegó al colegio una mañana de febrero", nos cuenta Luis del Val, y a partir de ese momento la vida de Clara cambiará por completo, casi tanto como la vida de una familia, una ciudad y un país en los últimos treinta años. Las amigas imperfectas, es una historia de amistad y complicidad, de entendimiento de desencuentros, entre dos mujeres muy distintas, desde la infancia hasta la madurez.
Un relato sobre las ansias de vivir y la incesante búsqueda de la felicidad. Pero también es la historia de un cadáver familiar oculto en el armario demasiados años. Y de un sueño incumplido. Y de una promesa rota. Narrada con un estilo tan personal como característico, llena de benevolente ironía y amable lucidez, esta novela supone el retorno de Luis del Val a su faceta más literaria, que revalida una sólida trayectoria como narrador y fue galardonada con el XXXV Premio de Novela Ateneo de Sevilla.

martes, septiembre 09, 2008

Presentimientos, de Clara Sánchez


Ed. Alfaguara
400 págs.

Lo que digo yo:
A pesar de que cuando leí “Últimas noticias sobre el paraíso” de la misma autora (Premio Alfaguara 2000), no hubo nada que me dejara maravillada, decidí comprar otro libro de Clara Sánchez. ¿Por qué? Bueno, por la sencilla trampa que tantas veces da resultado: una descripción interesante en la contraportada. El tema me parecía sugerente, así como el título.

Y lo son. La novela es sugerente. Pero se queda en eso. La trama está bien hilada, los personajes son claros, la idea en general es buena. Pero… pero… hay algo que no rueda. Creo que –por la razón que sea, no me atrevo a decir cuál es –siempre como lectora tuve la sensación de que me estaban contando mentiras. Ya sé que de eso se trata la ficción, pero al menos yo leo para creer durante X cantidad de páginas que esa mentira es real. Me gusta el engaño, como en el teatro. Y esta novela no logró sumergirme.

Reconozco, eso sí, que se lee con facilidad y sin sufrimiento, de hecho se disfruta.


Lo que dice la contraportada:
¿Nunca te has despertado con la sensación de seguir dentro de un sueño?

Tras un accidente, Julia queda suspendida entre el sueño y la realidad, y sólo su instinto de supervivencia podrá guiarla hasta reencontrarse con las personas que quiere. En Presentimientos, Clara Sánchez narra la envolvente y misteriosa historia de una mujer atrapada en un escenario irreal, pero extrañamente familiar, por el que deambula en busca de una salida.

Una novela lúcida, un viaje lleno de humor y aventuras en el límite de lo desconocido capaz de llevar al lector de la sorpresa a la reflexión más profunda, una combinación perfecta de realidad y fantasía.

lunes, septiembre 08, 2008

Sale el espectro, de Philip Roth

Ed. Mondadori
254 págs.

Lo que digo yo: Hablo desde la absoluta ignorancia de QUIEN es Philip Roth. Quien con mayúscula, es decir, desde la lectura de sus novelas. Esta, siendo la última de una saga sobre Nathan Zuckerman, es la única que he leído. Para empezar, está muy bien escrita. Cada palabra queda situada donde le corresponde, los personajes tienen vida, las situaciones son interesantes.

Roth hace una especie de mezcla de géneros, incluyendo escenas dialogadas que escribe el protagonista. Esto es, talvez, lo que me parece menos afinado. De alguna manera, los diálogos teatrales son demasiado literarios para ser teatrales. Ahí los personajes pierden el realismo que tenían, las conversaciones se vuelven forzadas y poco creíbles. Como desconozco las otras novelas, no sé si Zuckerman es bueno, malo, regular… no sé qué tipo de literatura es su fuerte… pero el teatro, pues no… al menos no para mí.

Me gustó, está bien, pero no me queda claro por qué nos cuenta la historia, es como si fuera medio libro y me hubieran quitado la mitad más interesante. Dice cosas interesantes, pero todas como de pasadita. Tengo curiosidad de leer más libros de Roth, eso sí.

Lo que dice la contraportada: Como un Rip Van Winkle que regresa a su ciudad natal y lo encuentra todo cambiado, Nathan Zuckerman vuelve a Nueva york, la ciudad que abandonó once años atrás.

Al recorrer las calles como un aparecido, enseguida establece tres relaciones que hacen estallar su cuidadosamente protegida soledad. La primera es con la joven pareja con la que acepta intercambiar domicilios.

La segunda relación es con un personaje que Zuckeman conoció siendo joven: Amy Bellette, compañera y musa del primer héroe literario de Zuckerman, E.I.Lonoff. Amy, irresistible en el pasado, es ahora una anciana consumida por la enfermedad.

La tercera relación es con el aspirante a biógrafo de E.I.Lonoff, un joven sabueso literario que hará y dirá cualquier cosa para acceder al "gran secreto de Lonoff".

martes, septiembre 02, 2008

Twelve, de Nick McDonnell

Ed. Anagrama
256 págs.

Lo que digo yo:
Por pura casualidad, tras leer el libro de Marisha Pessl, cogí Twelve de mi estante. A las pocas páginas de haber comenzado, me devolví a leer la solapa. El autor es un chico neoyorquino, cinco años menor que yo, de hecho publicó la novela en el 2003, con 18 años. Los autores jóvenes llegan a mis manos sin esfuerzo, parece.

Se me ocurre que podría haber sido un libro completamente diferente, más trabajado a nivel de historia, de personajes, qué sé yo, pero no lo es. En parte porque se supone que es algo así como un alegato generacional que asumo no me compete. Así que aunque me mantuvo entretenida y lo devoré, al final siento que me dijo poco. O al menos poco que no supiera ya. Una novela entretenida de sexo, drogas y hip hop.

Lo fatídico es la traducción… canta muchísimo. No digo que cambien el libro y que pongan expresiones españolas típicas de jóvenes, simplemente anoto que fue mi error no haber previsto que no era una novela para leer traducida.

Lo que dice la contraportada:
White Mike es delgado, pálido y distante; lleva el pelo rubio muy corto, viste tejanos, sudadera con capucha y un oscuro abrigo Brook Brothers. Ascético y solitario, no fuma, no bebe, no se droga. Lee a Camus y a Nietzsche, y ha terminado el instituto. Era un buen estudiante, pero ahora lleva seis meses sin hacer nada y todos suponen que se ha tomado un año sabático antes de empezar la universidad. O más de un año. Entretanto, White Mike se ha convertido en un camello sumamente eficaz y está ganando una pequeña fortuna. Que, sin duda, aumentará considerablemente en los cinco días próximos, entre Navidad y Año Nuevo, cuando todos los estudiantes de la privilegiada burguesía a la que también pertenece White Mike vuelvan de sus casas de vacaciones, ávidos de drogas, sexo y juerga. Allí estarán los jovencísimos Mark Rothko y Timmy, que aspiran a ser gángsters -o al menos a parecerlo- y merodean por Manhattan robando CDs de hip-hop, hablando la jerga de los negros, buscando drogas y comprando alcohol y tabaco con documentos de identidad falsos. Y la guapísima Sara Ludlow, la chica más popular de su universidad, ocupada en organizar fiestas para conseguir su mayor ambición en la vida: ser famosa. Y su amiga Jessica, menos guapa que Sara y bastante más torturada, que es una adicta al Twelve, la nueva droga de diseño. Y Claude, que ha sustituido la adicción a la cocaína por la afición a las armas, que compra en Chinatown y almacena en su dormitorio.

lunes, septiembre 01, 2008

Special topics in calamity physics de Marisha Pessl


Lo que digo yo:
Desde la primera página hasta la última me divirtió. Se trata de una novela escrita con mucha frescura, narrada desde el punto de vista de una adolescente de 16 años. Pero no es la típica chiquilla con dudas existenciales (aunque las tiene), si no de una excelente y culta estudiante, devoradora de libros desde edad temprana y que los tiene asimilados como parte de la realidad.

Aparte de la trama en sí, que es interesante y está bien construida, los personajes están cuidados. Aún los típicos, como la “chica guapa” del cole, “el bohemio” y demás, cada cual tiene una o varias características particulares. Por supuesto que destacan la protagonista, Gareth -su padre- y Hannah -la profe-. De la última, de hecho, me habría gustado saber más, pero creo que las omisiones de información sobre ella son necesarias.

La autora, en voz de Blue Van Meer, hace una cantidad de citas y referencias que llevaría una vida seguir, pero que resultan emocionantes cuando ya se tienen. Me explico: en el momento que habla de un autor-libro-película conocida, yo lectora me ponía contenta, porque acababa de entender el sentido de la referencia. Sin embargo, el no conocerlas no lo hace initinligibel ni pesado. También me identifiqué mucho con la protagonista, porque al ser de teatro estoy acostumbrada a memorizar textos, títulos y referencias y luego usarlos en la vida “real”, para la sorpresa y constante incomprensión posterior. Yo, como Blue, a veces referencio en mi cabeza, hago notas al pie de página. Claro que no con el nivel intectual que lo hace ella, yo soy una principiante.

Sobre la historia que cuenta podría decir mil cosas, buenas y malas. Sobre las negativas, señalo dos: no hay que esperar demasiado, es decir, cuenta una típica historia de misterio con pistas, investigación y resolución (más o menos), aunque de forma interesante, eso sí. La segunda es que el final deja un saborcillo de querer resolver todo en pocas páginas, un desenlace apresurado, diría yo. A lo mejor ir sembrando más pistas –siempre sutiles- haría que desaparezca la noción de que se sacó algunas cosas de la manga.

Y del lado bueno, pues me quedo con el tono. Me pregunto si una traducción resiste el juego de ironía, queja, broma y demás variantes que aparecen en el original. Cada página está impregnada del espíritu de Blue, como si pudieras encontrártela en la calle cualquier día de semana.

Sobra decir que es muy recomendable.

Lo que dice la contraportada: Me niego a ponerlo, pero cuento que esta es la primera novela de la autora y como tal, me quito el sombrero. Quiero la segunda, para poder hacerme un juicio más completo.

domingo, agosto 31, 2008

Atonement de Ian McEwan


Lo que digo yo: Tanto me cautivó la película, que decidí que quería leer la novela. Sé que el proceso ideal es el contrario, leer antes de ver, pero hay películas que me provocan ir corriendo al libro. Este fue el caso de “Atonement”. Para mi sorpresa, la película deja poco por fuera, hay una regodeo en los detalles, tal y como McEwan lo plasma.

Una niña no tan niña nos adentra en un mundo particular, en la transformación de una familia entera por una travesura (en realidad es una maldad inocente, si es que existen). Me cautivó la construcción del personaje central, a cada página el autor la dibuja con más detalle, hasta que es un ser tridimensional. Sabemos sus pensamientos y sentimientos sin que nos los describan. Y, aún mejor, estás de su parte pero no puedes entenderla. La perdonas antes de tiempo, pero pasas todo el libro odiándola. Fascinante el efecto, de verdad. No hay malos ni buenos, hay personas.

Por el lado negativo, puede resultar largo y denso, sobre todo la segunda parte. Esa se me hizo eterna y quería acabarla lo antes posible. Así que me quedo con la duda de si el resto se me hizo entretenido porque ya conocía la historia, o si realmente lo es.

Lo que dice la contraportada:
En la gran casa de campo de la familia Tallis, la madre se ha encerrado en su habitación con migraña, y el señor Tallis, un importante funcionario, está, como casi siempre, en Londres. Briony, la hija menor, de trece años, desesperada por ser adulta y ya herida por la literatura, ha escrito una obra de teatro para agasajar a su hermano León, que ha terminado sus exámenes en la universidad y hoy vuelve a casa con un amigo. Cecilia, la mayor de los Tallis, también ha regresado hace unos días de Cambridge, donde no ha obtenido las altas notas que esperaba. Quien sí lo ha hecho, en cambio, es Robbie Turner, el brillante hijo de la criada de los Tallis y protegido de la familia, que paga sus estudios.

Life of Pi de Yann Martel

Lo que digo yo:
Durante las noches largas largas de gastritis y mareos, me alegré mucho de tener un buen libro para las horas de insomnio. El personaje central es adorable, se trata de esos que puedes imaginar en detalle, casi saber qué piensan y cómo actuarían.

Es difícil hablar del libro sin revelar cosas importantes, así que me limito a decir que es hermoso, a pesar de que la portada me reveló más de lo que quería saber. Así que secundo la sugerencia de El Hubby: ¡no leer la contraportada! Y si se trata de la edición en inglés, recomiendo que lo compre alguien más, lo forre y el lector se corte los dedos antes de mirar la ilustración. ¡Qué manía tienen los estadounidenses de contarte el libro antes de que lo abras!

Lo que dijo El Hubby en su momento:
Lo que más me gustó de este libro es su que no cesó de sorprenderme. Para empezar, la historia no tiene nada que ver con lo que en principio me sugirió el título; la presencia de la palabra PI en el mismo me llevó a pensar que el libro tendría que ver con las matemáticas. Luego me dejé engañar por el tono filosófico de los primeros capítulos y asumi que el autor dedicaría el resto del libro a reflexionar sobre la religión y las diferencias entre el ser humano y los animales. Y volví a equivocarme. Yo pensaba que Martel me estaba enseñando sus cartas, pero resulta que como buen prestigitador, estaba atrayendo mi atención a una de sus manos mientras llevaba a cabo el truco con la otra, y el resultado fue pura magia. No es fácil plantar información en una trama sin que esta revele los motivos ulteriores del autor, pero Martel lo hace con una facilidad pasmosa. Parece que incluso se esté burlando de uno.

No diré más porque no quiero revelar nada. Os aconsejo que no os leais la contraportada del libro, porque seguro que os lo destripa. Es mejor ir descubriendo al temible Richard Parker a través de las páginas del libro y no que resuman su vida y milagros en un par de párrafos.

Lo que dice la contraportada:
No lo pongo. No tiene gracia. Hay que leerlo.

13,99 de Frédéric Beigbeder


Ed. Anagrama
272 págs.


Lo que digo yo:

A pesar de mi humor inicial de estoy-harta-de-leer con esta novela, acabé por disfrutar mucho el libro. Creo que es esencial pillarle el humor a Beigbeder, de otra manera parece un cínico simplón. Al igual que cuando leí “El amor dura tres años”, lo mejor del libro son esas frases ingeniosas que suelta con facilidad, en este caso sobre el mundo publicitario, el consumo, la sociedad. Entre ellas, una de mis favoritas “La diferencia entre ricos y pobres es que los pobres venden droga para comprarse unas Nike, y los ricos venden sus Nike para comprar droga”.

Mi único pero es el final. Me mantuvo al vilo, eso sí, pero a la vez creo que es extraño porque no me pega con el resto del libro. Es raro, porque en mi caso me sentí con más ganas de leer hacia el final, pero a la vez me resultó menos ingenioso. Como si se le hubiese gastado el primer impulso conforme avanzaron las páginas.

De todas maneras creo que es un libro muy recomendable, aunque puestos a leer a Beigbeder me quedo con “Windows on the World”.


Lo que dice la contraportada:
Novela cruel, panfleto insolente y alegato contra la manipulación consumista, 13’99 euros se convirtió en un auténtico fenómeno de masas en Francia, uno de los mayores best-sellers de los últimos años. Esta novela describe el maravilloso mundo de la comunicación moderna: un mundo en el que se gastan miles de millones para despertar entre personas que no pueden permitírselo el deseo de comprar cosas que no necesitan. Es un libro sobre nuestra sociedad, la vuestra, la mía, la que yo mismo contribuí a forjar durante mis diez años de presencia en las agencias de publicidad, la que todos hemos dejado crecer por despecho.

martes, julio 29, 2008

2666 de Roberto Bolaño


Ed. Anagrama
1128 págs.




Lo que digo yo:


Podría decir tanto de este libro que intentaré ser sucinta. La novela está dividida en cinco partes, que inicialmente debían haber sido publicadas por separado, según advierten los propios editores. Sin embargo, y comparto esa visión, la separación habría sido un despropósito, ya que la idea del libro tiene sentido en el conjunto.

De las cinco partes rescato la variación en el tono y el estilo, se trata de una novela ambiciosa en todos los sentidos posibles, desde la idea que la origina hasta la resolución de los personajes. Logra sembrar en el lector las mismas intrigas y dudas que tienen los personajes. Mezcla realidada y ficción de forma eficiente y entretenida, te sumerge en un mundo que supongo muy del autor, por especial.

Sin embargo, me quedo con la primera parte, en la que unos estudiosos literarios se vuelven objeto de estudio y con la cuarta parte "La parte de los crímenes", donde el autor mete el dedo hasta el centro mismo de la llaga y habla de los femicidios de Ciudad Juárez y que, tal y como entiendo que ha de ser, te lleva al borde del asco y el hastío con sus descripciones gráficas del modo en que mataron a estas mujeres y la acumulación de datos sobre una y otra y otra.

Por el lado negativo, sí, lo confieso, es un libro que cuesta esfuerzo leer. Plenamente retribuido, pero lento, pesado, largo... lo salva la maestría del autor.

Lo que dice la contraportada:

A cuatro profesores de literatura, Pelletier, Morini, Espinoza y Norton, los une su fascinación por la obra de Beno von Archimboldi, un enigmático escritor alemán cuyo prestigio crece en todo el mundo. La complicidad se vuelve vodevil intelectual y desemboca en un peregrinaje a Santa Teresa (trasunto de Ciudad Juárez), donde hay quien dice que Archimboldi ha sido visto. Ya allí, Pelletier y Espinoza se enteran de que la ciudad es desde años atrás escenario de una larga cadena de crímenes: en los vertederos aparecen cadáveres de mujeres con señales de haber sido violadas y torturadas. Es el primer asomo de la novela a sus procelosos caudales, repletos de personajes memorables cuyas historias, a caballo entre la risa y el horror, abarcan dos continentes e incluyen un vertiginoso travelling por la historia europea del siglo XX. 2666 confirma el veredicto de Susan Sontag: «el más influyente y admirado novelista en lengua española de su generación. Su muerte, a los cincuenta años, es una gran pérdida para la literatura». La publicación de 2666 en la colección «Compactos», encuadernado en tapa dura para facilitar su manejabilidad, es un acontecimiento excepcional.

Lo mejor que le puede pasar a una agente literaria, de Debra Ginsberg


Ed. Maeva 392 págs.



Lo que digo yo:



Mi querida Gema me envió, hace poquito más de un mes Lo mejor que le puede pasar a una agente literaria. El por qué es sencillo, ella lo comentó en su blog y yo dejé escapar un travieso "yo lo quiero". Como ella es un dulce, me lo envió. Gracias, guapa.

Sobre el libro tengo que decir que es perfecto para el verano... suena extraño, pero me explico... como que cuando hace calor me cuesta más concentrarme, así que agradezco libros entretenidos, bien escritos y con una historia llamativa. Además de estas características, Lo mejor... cuenta los entresijos de las agencias literarias, que no sé cuánto tengan de verdad, pero como mínimo son historias muy divertidas.

Me recordó a El diablo viste de Prada en tanto cuenta la historia de una novata en un mundo apasionante, pero apabullante.

Lo que dice la contraportada:
Angel Robinson ama los libros con toda su alma, le encanta leer, adora todo lo relacionado con la literatura. Lleva trabajando en Blue Moon Books, una librería de una pequeña población de la Bahía de San Francisco, desde sus tiempos de estudiante universitaria. Por desgracia, el negocio tiene que echar el cierre y a Angel no le queda más remedio que buscarse otro empleo. Entonces tiene la gran suerte de entrar a trabajar como ayudante de Lucy Fiamma, una agente literaria de renombre internacional.

Pronto descubre que trabajar para Lucy no va a ser un camino de rosas. La agente tiene un ego tan arrollador como su éxito, y Angel tendrá que hacer malabarismos para satisfacer, por un lado, las exigencias de diva de su jefa y, por otro, los extraños caprichos de sus autores. Aun así, en poco tiempo se convierte en una figura imprescindible para la agencia y desarrolla un sexto sentido para detectar grandes proyectos y para tratar con los escritores que los conciben.

Lo que no sospecha es hasta dónde estará dispuesto a llegar uno de ellos para ver publicado su trabajo… ¿Quién es el autor del manuscrito misterioso que llega a la agencia? Angel deberá descubrirlo cuanto antes si no quiere poner en peligro su carrera…

lunes, julio 07, 2008

Moll Flanders de Daniel Defoe

Audiolibro


Lo que dice Fernan:

Creo que si lo hubiera léído en vez de escuchado no lo habría terminado. La protagonista del libro me causa un poco de rechazo y en cierto modo no me acabo de creer el personaje. Según reza la portada original del libro, Moll Flanders nacida en Newgate fue "doce años una prostituta, se casó en cinco ocasiones (una de ellas con su propio hermano), vivió 12 años del crimen, residió 8 años en Virginia como ex-reclusa; y en su vejez alcanzó la riqueza, y llevó una vida honesta el resto de sus días, muriendo penitente y arreuna vida honesta, arre." Lo que no menciona esa frase es la cantidad de hijos de diferentes padres que engendra Moll. de El propio Defoe declara en el prologo que esta es una historia con fines moralistas, pero no creo que cumpla su función

sábado, julio 05, 2008

Diario de Golondrina, de Amélie Nothomb

Editorial Anagrama
112 págs.

Lo que digo yo:
Entretenido… pero no tengo mucho más que decir, sobre todo porque me encanta la Nothomb, pero empiezo a verle los ticks, las repeticiones y el truco. De este libro, como me pasó con Atentado (de la misma autora) me molesta terriblemente que me da la impresión de que se tratan de geniales ideas sin desarrollar. No digo que todas las grandes novelas tengan que ser largas y densas, para nada, pero el otro extremo tampoco me hace tan feliz. Creo que es hora de darme vacaciones con una de mis autoras favoritas, para volver a ella con entusiasmo. Olvidable, la verdad, aunque entretenido.

Lo que dice la contraportada:
Primero fue la pérdida de un gran amor. Después el bloqueo de las emociones y, más tarde, el descubrimiento de que ya no había vuelta atrás. Así empieza este libro intimista y descarnado en el que un hombre de identidad cambiante descubre que la única manera de recuperar el placer es con experiencias radicalmente nuevas. El primer umbral será la música de Radiohead. El segundo, el asesinato. Mata por encargo, al principio, y después las víctimas son elegidas al azar. Hasta que un día se enamora... La pluma de Amélie Nothomb se encarna en una voz masculina, en un Yo frío y distante, no exento de ironía, que nos reta a desvelar el secreto que esconden las páginas del diario del asesino.

martes, julio 01, 2008

Dos niñas vestidas de azul, de Mary Higgins Clark

Ed. Plaza y Janes
368 págs.

Lo que digo yo:
Perfecto para leer en un viaje largo en avión, por tres razones: 1. lenguaje sencillo, nada rebuscado, oraciones ordenadas de sujeto-verbo-predicado. 2. un pseudo thriller entretenido, que te mantiene interesada en la trama que te cuentan. 3. personajes tipos, es decir… hay un malo, un bueno, unos malos que parecen buenos, dos niñas tiernas que casi ni tienen protagonismo, pero enternecen.
Ahora, sacado del contexto de viaje largo… realmente da igual si se lee o no, porque no aporta nada más que distracción fácil.
¿Lo disfruté? Sí. ¿Lo leería de nuevo? Nop. Al menos no si tengo otras opciones.

Lo que dice la contraportada:
Kathy y Kelly son las hijas gemelas de un feliz matrimonio. La tarde de su tercer cumpleaños sus padres dan una gran fiesta para celebrarlo y esa noche salen a cenar, dejando a las niñas al cuidado de una joven canguro. Nada les hacía presagiar que ese mismo día se desencadenaría la mayor tragedia que podía sucederles: el secuestro de las pequeñas. Angustiada, la familia consigue pagar el rescate que les exigen los secuestradores. No obstante, solo les devuelven a Kelly, ya que una de las participantes en el rapto decide quedarse con la hermana. Lo que nadie sospecha es que Kathy y Kelly comparten algo más que un físico idéntico: pueden comunicarse por telepatía en un lenguaje que solo ellas comparten...

jueves, junio 19, 2008

Tarzán de los monos, de Edgar Rice Burroughs

Audiolibro

Lo que dice El Hubby:

Cuando cumplí 8 años, mis padres me regalaron la versión en cómic de Tarzán de los Monos, ilustrada por Burne Hogarth. Cada viñeta del libro era una obra de arte. Nadie ha dibujado la figura humana tan bien como Hogarth, que era un experto en anatomía. No sé cuantos cientos de horas habré pasado hojeando las páginas de Tarzán.

El comic de Hogarth cubría solo la primera parte del libro, la que relata la niñez de Tarzán en compañía de los monos. A menudo me he preguntado por qué las adaptaciones cinematográficas no contaban nunca esa parte de la historia y se centraban en la otra mitad del libro, en la que Tarzán conoce a Jane, que es mucho más aburrida. Tras leer la obra original, aún lo entiendo menos. La primera parte del libro es fascinante -la adaptación de Hogarth es bastante fiel a la novela-, pero la segunda parte, justo desde que aparece Jane en acción, es un auténtico bostezo. Es como si a mitad de libro, Barbara Cartland hubiese irrumpido en el despacho de Edgar Rice Burroughs, le hubiese anestesiado con un golpe de karate y hubiese procedido a escribir ella el resto de la novela. ¡Que cosa más ñoña y más insulsa!

martes, junio 17, 2008

Patrimonio: una historia verdadera, de Philip Roth

Audiolibro

Lo que dice El Hubby:


Hace unos meses descubrí un sitio en internet desde el cual se pueden bajar audiolibros en inglés y desde entonces, el escucharlos se ha convertido en una auténtica adicción. La única pega entre comillas es que la oferta de títulos es limitada y uno acaba escuchando libros sólo porque se los encuentra y no por que los busque. No obstante, la mayor parte de los títulos disponibles está muy bien y te llevas sorpresas la mar de agradables. Patrimonio es un buen ejemplo. No creo que me lo hubiese leído por iniciativa propia, pero me alegro muchísimo de haberlo encontrado.

En cierto modo, conocía a los personajes principales porque el propio Roth y su padre aparecen en "La conjura contra america", aunque en aquel caso se trata de una obra de ficción y en este de "una historia verdadera". Patrimonio es la crónica de los últimos meses de vida del padre del autor y de como Roth afronta la pérdida que se le viene encima. No tengo gran cosa que decir sobre el libro aparte de que me gustó y que me encanta la voz literaria de Roth.

lunes, junio 16, 2008

Bye Bye Baby

Efectivo a partir de hoy... me voy. Cerramos.
A partir del próximo fin de semana la pluma, la tempestad y yo... desaparecemos de blogger.
Comentarios, ideas, peticiones: d.duncan.v@gmail.com

Abrazos enormes. Gracias. Ciao.

domingo, junio 15, 2008

...

No tengo ganas de escribir.
De hecho, hoy, así sobre las olas y porque no tengo ganas de escribir, borraría el blog. Entero, que no queden ni las más mínimas huellas.
Ni siquiera es un grito silencioso que quiera respuestas del tipo "noooo, no lo hagas", o las respetuosas de "hazlo, te vendrá bien".
Simplemente a veces escribir es un acto complicado.
Fácilmente malinterpretable, o interpretado en todo caso... y de ahí: erróneo.
Como el autor al que ahora le achacan mil teorías... le aducen mil cosas... le plantan etiquetas. Y él únicamente quería escribir, sin segundas intenciones. A lo mejor ni pensó demasiado, dejó que las letras se escaparan de sus dedos y se metieran entre palabras y frases. Escribió. Y años después alguien dijo "escribió". A pesar suyo. Es su culpa, es verdad, por no respetar esos instantes en que no quería decir nada, por dejarse llevar por el impulso, por la pasión, por las vísceras.
Yo no tengo ganas de escribir, aunque haga lo contrario. No quiero decir nada. Bueno, talvez una sola cosa: hoy diría "adiós".
Pero resisto. O eso creo. Eso creo.

miércoles, junio 11, 2008

Vida de Pi, de Yann Martel


Audiolibro

Lo que dice El Hubby:

Lo que más me gustó de este libro es su que no cesó de sorprenderme. Para empezar, la historia no tiene nada que ver con lo que en principio me sugirió el título; la presencia de la palabra PI en el mismo me llevó a pensar que el libro tendría que ver con las matemáticas. Luego me dejé engañar por el tono filosófico de los primeros capítulos y asumi que el autor dedicaría el resto del libro a reflexionar sobre la religión y las diferencias entre el ser humano y los animales. Y volví a equivocarme. Yo pensaba que Martel me estaba enseñando sus cartas, pero resulta que como buen prestigitador, estaba atrayendo mi atención a una de sus manos mientras llevaba a cabo el truco con la otra, y el resultado fue pura magia. No es fácil plantar información en una trama sin que esta revele los motivos ulteriores del autor, pero Martel lo hace con una facilidad pasmosa. Parece que incluso se esté burlando de uno.

No diré más porque no quiero revelar nada. Os aconsejo que no os leais la contraportada del libro, porque seguro que os lo destripa. Es mejor ir descubriendo al temible Richard Parker a través de las páginas del libro y no que resuman su vida y milagros en un par de párrafos.

lunes, junio 09, 2008

Vacaciones, porfis


Hoy tendría que haber trabajado más en el dossier de dramaturgia que tengo que entregar mañana. Más quiere decir, por ejemplo, hacer algo más que echarle un vistazo rápido. Pero es que el cuerpo pide vacaciones.

Para muestra unos botones:
  • Sábado (amanecer domingo) me acosté a las 3 am. Me desperté 12 horas después. Estuve despierta 8 horas y me volví a dormir.
  • Hoy he visto tele (bueno, vi una serie que se llama Weeds, que me divierte mucho) unas 5 horas, nada usual en mí, que veo tele muy poco rato a la semana.
  • No he abierto un libro ni para verificar por cuál página voy.
  • Tendría que haber ido a comprar papel para imprimir lo dicho (de dramaturgia), pero llevo desde las 11 am perdiendo el tiempo, sin hacer nada concreto… bueno, me hice spaghettis al medio día, eso es concreto.
  • Son las 7 p.m. y a esta hora (y confieso que solo porque no vivo sola) voy a buscar ropa para ducharme.


Necesito vacaciones. Me va a venir genial la visita de mi amiga Marce (de las de toda la vida), que llega el miércoles y estará hasta el domingo con su esposo. Luego, aún más genial, irme a casa de mis papás a que me malcríen, a ver amigos, no lavar ni una cuchara. Ohhhh, lo saboreo…. Oh….

viernes, junio 06, 2008

Toros.


En las noticias denuncian la "barbaridad" de la reventa de entradas para las corridas de toros de Las Ventas. Se ve que algunos aprovechadillos venden las entradas hasta por 1000 euracos cada una.

Sí, es feo... PERO:

¿No es más fácil NO ir? 

Le aseguro, señor aficionado a los toros, que en su casa nadie lo atraca.

Esta es una de las costumbres ibéricas que no entenderé jamás.

Ilustración: Jainas, sacada de aquí.

jueves, junio 05, 2008

:-S

Me acabo de enterar, más de un mes después, que una persona a la que le tengo mucho cariño tiene leucemia. Me he quedado a cuadros. Fuimos compañeras de clase un año, cuando ella aún no había acabado la carrera de canto y yo apenas empezaba en teatro; los cantantes líricos compartían aulas con nosotros en Actuación I y II.

No puedo hacer nada por ella, bueno, lo haré en cuanto ponga un pie en Costa Rica. La quimioterapia que le ponen implica que necesita 20 donantes diarios de sangre... no sé qué tipo de sangre tiene, pero para quienes me leen desde Costa Rica, les pido que porfis porfis porfis vayan a donar sangre. Por favor. Ya que yo no puedo.

La información completa está por aquí.

Muchas gracias.

Hablemos de política, a las 3 a.m.

Pues sí, los gringos han votado por un candidato medio negro, con apellidos Hussein Obama. Increíble. 

Ahora a ver qué hace Hillary, cuando se le pase la rabia, que debe estar que se la lleva Candanga, a la pobre.

Y ojalá gane. 

Deberíamos votar TODOS los mayores de edad del mundo, ya que suelen meterse con todos los países. Y que tanto afectan sus decisiones a los demás... si se creen los dueños del planeta, que dejen que el planeta vote para elegirlos, carajo.

Hasta aquí la pequeña cápsula política, nada usual en este blog.

Es lo que tiene el insomnio... dan ganas de hablar de política internacional.


domingo, junio 01, 2008

Hyperion, de Dan Simmons


Editorial Byblos

618 páginas




Lo que dice El Hubby:
Me costó sangre pasar de las 50 primeras páginas. Dan Simmons tiene la misma mala costumbre que William Gibson (el autor de Neuromancer), te habla de un mundo absolutamente foraneo para ti como si ya lo conocieras. Hace referencia tras referencia a aparatos tecnológicos desconocidos para uno, o a lugares ficticios, sin molestarse en proveer al lector de un marco de referencia. Por consiguiente, uno tiene que hacer un considerable esfuerzo por llenar huecos en el conocimiento. Digerir el principio de Hyperion es el equivalente literario a una intensa clase de spinning. Uno acaba agotado.

Pero vale la pena. La novela es una auténtica delicia. En cuanto procesas la información y te familiarizas de una vez con el mundo en el cual se desarrolla la historia el libro te atrapa y no te suelta. Simmons exprime hasta la última gota de las ventajas que le proporciona el género, exponiéndonos a paradojas de lo más sugerentes, solo posibles en la ciencia ficción. No doy ejemplos para no destripar las historias.

El final es un poco frustrante, porque te deja a medias. Resulta que Hyperion es solo la mitad de un libro. La otra mitad, La caída de Hyperion, se vende aparte por decisión de la editorial que lo publicó originalmente en Estados Unidos, decisión que fue imitada posteriormente en la mayor parte de sus posteriores publicaciones en otros idiomas. Aún así, cortado a la mitad, el libro ganó varios premios, incluido el prestigioso premio Hugo.

Me voy a tomar un respirito antes de leerme la segunda parte.

Lo que dice la contraportada:

En el mundo llamado Hyperion, más allá de la Red de la Hegemonía del hombre, aguarda el Alcaudón, una singular y temible criatura a la que los miembros de la Iglesia de la Expiación Final veneran como Señor del Dolor. En vísperas del Armageddon y bajo la amenaza de una guerra entre la Hegemonía, los ejambres éxter y las inteligencias artificiales del TecnoNúcleo, siete peregrinos acuden a Hyperion para recuperar un rito religioso. Todos son portadores de esperanzas imposibles y también de terribles secretos.

sábado, mayo 24, 2008

La conjura contra America, de Philip Roth


Audiolibro

Lo que dice El Hubby:

La premisa de este libro es realmente prometedora. ¿Qué hubiese ocurrido si Franklin Delano Roosevelt hubiese perdido las elecciones de 1941? Roth plantea un universo paralelo en el cual Charles Lindberg, heroe nacional, declarado antisemita y lider del movimiento America First en contra de la entrada de EEUU en la Segunda Guerra Mundial, es elegido presidente.
La primera mitad de la historia me fascinó. Roth describé la atmosfera de los primeros meses de Lindberg en la casa blanca con tal lujo de detalles, que casi parece estar contando la verdadera historia y no una alternativa. La parte que más me gustó fue la de la visita turística de la familia a Washington. A esas alturas, las medidas promovidas por la administración Lindberg no han tenido ninguna consecuencia tangible en la vida de los Roth, pero la tensión se respira en el ambiente. Cada vez que el padre de Philip eleva la voz en una nueva crítica del racista presidente de EEUU, a uno se le pone la carne de gallina. El padre de Roth está en su perfecto derecho de expresar su opinión, pero uno como lector le implora en silencio que se calle, porque intuye que el pobre hombre se va meter en un lío. Aunque Roth ha declarado por activa y por pasiva que esta novela no es una alegoría de nada, ese miedo a expresar opiniones controvertidas me recuerda al que sentían algunos estadounidenses en los primeros años de la guerra de Irak.

Por desgracia, la segunda mitad del libro no satisface las expectativas que despierta en sus inicios. La descripción de la situación política deja de resultar interesante y las especulaciones de Roth se antojan menos plausibles y parecen llegar sin orden ni concierto. Terminé el libro sin tener del todo claro cual es su tesis.

No obstante, el libro merece la pena. Me han entrado muchísimas ganas de leer otras obras de Roth.

viernes, mayo 23, 2008

Fahrenheit 451 de Ray Bradbury


Lo que digo yo:

Apasionante. Parte de una premisa genial, que es un momento en que los bomberos, en vez de apagar incendios, se dedican a hacerlos. Queman libros. Poco a poco el libro te va develando el por qué, el cómo, las consecuencias. Creo que es de esos libros que jamás podré olvidar y al que, probablemente, necesite volver cada cierto tiempo.
Además de que los personajes son geniales, cada uno tiene una motivación para hacer lo que hace. Me parece muy inteligente del autor que, aunque se supone que juega con la ciencia ficción, realmente te pone como lector en clave de novela realista. Es raro esto que digo, pero me explico: el libro no va de tecnologías raras y avances o naves espaciales, si no de un impulso humano hacia la destrucción de la cultura. Muy acorde con la visión ya planteada por Aldous Huxley unos 20 años antes... (no digo nada nuevo, ya lo dice la contraportada, pero es verdad) el progreso que más bien marca la ruta a lo devastador. Y sobre todo, como Huxley, aciertan en sus pronósticos. Eso es lo que da más miedo.

Lo que dice la contraportada:
Fahrenheit 451. La temperatura a la que el papel se enciende y arde. Como 1984 de George Orwell, como Un Mundo Feliz de Aldous Huxley, Fahrenheit 451 describe una civilización occidental esclavizada por los media, los tranquilizantes y el conformismo. La visión de Bradbury es asombrosamente profética: las pantallas de TV ocupan paredes y exhiben folletines interactivos, unos auriculares transmiten a todas horas una insípida corriente de música y noticias, en las avenidas los coches corren a 150 kilómetros por hora persiguiendo a peatones; y el cuerpo de bomberos auxiliados por el Sabueso Mecánico, rastrea y elimina a los disidentes que conservan y leen libros.

jueves, mayo 22, 2008

Tenemos que hablar de Kevin, de Lionel Shriver


Editorial Anagrama
603 páginas


Lo que dijo DD en su día:

Soy, o al menos eso he creído siempre, muy maternal. Me gustan los bebés, los niños… disfruto con ellos y desde siempre me he visto a futuro con hijos. De ahí que me llamara mucho la atención el libro de Shriver, pero justamente por su confrontación con los tabúes y prejuicios sobre la maternidad, la familia, el amor.

El libro, narrado por medio de cartas de Eva a su esposo, cuenta la historia de una familia, liderada por Kevin, un carajillo insoportable con el que su madre no sabe qué hacer. A partir de esto, la autora es hábil en desgranar elementos muy sintomáticos de la sociedad estadounidense (y de otras probablemente también), del papel de la “madre perfecta” VRS la real.

Sin embargo, no se trata de eso solamente: de hecho el libro lo que deja es un amarguito en la boca por las incapacidades humanas (de amar, de comunicarse, de decir la verdad aunque sea políticamente incorrecta) y sus consecuencias. A veces es un relato cruel, duro, gráfico, sádico, sarcástico… vale mucho pero mucho la pena.

Sumando tiempos antes y después del viaje a Costa Rica, me lo leí en una semana… devoré sus 600 páginas casi sin respiro y desde la página 300 repetí “no quiero que se me acabe”, de esos libros que te dejan con una sensación de duelo cuando se llega a la última página.

Lo que dice ahora El Hubby:Tengo poco que añadir a lo ya comentado por BlackBetty. Lo que más me gustó de este libro es su improbable equilibrio. El personaje principal, Kevin, es la encarnación del viejo debate de nature versus nurture ¿Es Kevin malvado en esencia o es un mero producto del frío trato que le ha dado desde siempre su madre? Shriver se las apaña para mostrar todos los posibles ángulos del debate, sin tomar partido y de una manera sutil, sin deletrearnos las respuestas. Y se las apaña para que nos sintamos retratados en los defectos de los personajes y no en sus virtudes. Los personajes son más descarnadamente humanos y reales cuanto más salen a la luz sus imperfecciones.

Me quito el sombrero ante Lionel Shriver. No es nada fácil escribir un libro así. Es con diferencia lo mejorcito que he leído este año.

Lo que dice la contraportada:
Eva es autora y editora de guías de viaje para gente tan urbana y feliz como ella. Casada desde hace años con Franklin, un fotógrafo de publicidad, decide, con muchas dudas, cerca de los cuarenta años, tener un hijo. Y el producto de tan indecisa decisión será Kevin.

Pero casi desde el comienzo, nada se parece a los mitos familiares de la clase media urbana y feliz. Eva siente que Franklin se ha apoderado de su maternidad, convirtiéndola en el mero contenedor del hijo por nacer. Y Kevin es el típico bebé difícil, que tortura con sus llantos, que no quiere comer. Se convertirá en el terror de las niñeras, en un adolescente terrible, en el antihéroe a quien sólo le interesa la belleza de la maldad.

Al llegar la sangrienta, mortífera epifanía de Kevin, dos días antes de cumplir los dieciséis años, el niño es un enigma para su madre.

Las Cuevas de Acero (The Caves of Steel), de Isaac Asimov


Audiolibro



Lo que dice El Hubby:
Descubrí este libro por casualidad en versión audio y me decidí a leerlo (bueno... escucharlo) porque me apasiona Asimov. Para mi sorpresa, resultó ser la primera novela de una serie de tres, de la cual yo había leído ya las otras dos (El Sol Desnudo y Los Robots del Amanecer).
Las Cuevas de Acero es la novela promedio de Asimov, lo cual no implica que sea mediocre, al contrario. Lo que pasa es que el nivel de los libros de Asimov es en general bastante alto. Dicho con todo el cariño: Asimov es un maldito acaparador. Por culpa de el y de Philip K. Dick, ya no hay quien invente una historia de ciencia ficción medianamente original, porque entre los dos ya las contaron todas.

Hay mucha gente por ahí que se declara incapaz de leer ciencia ficción. Supongo que detrás de actitudes como esa se esconde la convicción de que dicho género exige muy poco esfuerzo intelectual al lector, y que por lo tanto no tiene mucho que aportar a aquellos que buscan en la literatura algo más que el simple entretemiento. Cualquier libro de Asimov es una buena vacuna para ese absurdo prejuicio, incluido este mismo.

martes, mayo 20, 2008

Fliping

Camino hacia el metro en el Poblenou. 

Una tipa con dos perros me dice, cuando paso a su lado "por putas como tú está España tan mal"

Decido ignorarla, pero unos pasos más allá dice, aún más alto "a ti no te folla ni tu marido". Suficiente, me digo. 

Me giro, con mi mejor pose agresiva, la tipa me está mirando. 

Le digo "¿perdón?". Ella "no, hablo con mis perros". Yo: "¿pero hablas de mí?". Ella "no, no". Yo "porque si tienes algo que decirme me lo puedes decir en la cara". Ella "no, no". Me giro y me voy.

Me doy cuenta de cuatro cosas:

1. la gente está muy mal.

2. me alegro de que llevara los perros, porque cuando me giré tuve el impulso de -al menos- empujarla. 

3. me hago gracia... me enojé tres segundos, después simplemente me quedé sorprendida. Ya no me afectan estas cosas, piel de paquidermo como decía mi querida profe Sara Astica.

4. sospecho que esta se quedó sin marido cuando el susodicho se fue con una morenota de metro setenta y tres... o algo personal le ha pasado.

En todo caso... así está la cosa.

lunes, mayo 19, 2008

Mi fin de semana a la madrileña

Viernes. Salgo para Madrid. Llego con cierta dificultad a casa de mi amiga, de hecho su marido me tuvo que ir a buscar al andén en Atocha…Como y a dormir.

Sábado. Me levanto, conozco finalmente a su hija, tras un año de vida. En diez minutos tenemos una buena relación. Por la tarde me toca asistir a una comida-fiesta familiar en casa de mi amiga. Me zafo cerca de las siete y me voy a ver a Murasaki y nuestro amigo Jeff, que nos lleva a una cafetería a hablar mientras son las 9 p.m.

A las 9 y poco nos plantamos en Plaza España. Unos minutos después aparece una cara reconocible. Masmi se une a la comitiva y al ratito aparece Fanma con Marisa y el adorable Minimaki.

Tras un breve análisis del estado de la cuestión, entramos a un restaurante chino (creo que se llama Jin Jin) y pedimos. La comida resultó buenísima, la sobremesa y la compañía tanto más. Fuimos al Parque del Oriente (creo, para los nombres soy terrible), música de bailes de salón y parejillas bailando. Luego… mjmmm… ¿Las Vistillas?, donde Minimaki finalmente se rindió, pobre, y Masmi, Murasaki, Jeff y yo volvimos andando a casa.

Domingo. A pesar de haberme metido en la cama tarde, decido poner el despertador y hacer vida social con mi amiga y la bebé. A las nueve estoy duchada y lista. Logramos salir a pasear tras varios intentos más o menos a las doce. La nena es un encanto.

A las cuatro menos cuarto, muerta de sueño (y tras descubrir que llevo todo el fin de semana “despertándome” con café descafeinado) salgo de casa. Al lado del oso en Sol me encuentro con la siguiente víctima de mi fin de semana bloguero. Una loca local nos aborda, entre otras cosas pregunta si yo soy su sobrina y Cvalda su hermana. Nos alejamos unos pasos y Cvalda ve a Superflicka rondando por ahí. (Para detalles, este post lo explica todo). La Superflicka nos lleva a un café en Malasaña y luego a otro, lleno de juegos de mesa, donde nos muestra cómo se gana al Scrabble-Intellect por bastantes puntos mientras te tomas un zumo de manzana y apio.

Nos vamos las tres a saludar a Murasaki que anda por ahí con Jeff. Luego nos despedimos, nosotros tres caemos en la tentación de la típica actividad de turista en Madrid: churros con chocolate. Luego, andando a casa.

A las diez recojo mi maleta, me despido de mi amiga y me voy a casa de Jeff. Mal de risa asegurado por un japonés que pela bananos con sus nalgas (tema en algún momento del sábado… ¡es real! aunque NO es nada agradable), luego por reconocernos estúpidas Murasaki y yo (yo la primera, lo acepto) y tener la genial idea de viajar en avión. Las dos nos estábamos quedando cerquísima de Atocha, donde llega el AVE. Plop. La cosa es que a las 12:30 medianoche nos subimos en el metro, a la 1:30 am estamos en Barajas y –siesta en el suelo incluida- cogemos el avión a las 6:15 am. SEIS Y QUINCE A.M.

A las 7:30 am decido que yo ya no estoy para estos trotes y me vengo a casa a dormir. Me escapé todo el día del Institut, porque yo lo valgo.

Conclusiones:

1. tener niños es complicado pero hay quienes lo manejan de forma muy inteligente.

2. hay que ir con cuidado cuando uno lo pasa bien, porque suele olvidarse de sacar una foto que haga constar el momento. Menos mal que el domingo sí nos acordamos.

3. los bloggers que leo (y que ahora conozco) son geniales, me alegro de haberlos conocido pero mucho mucho. Masmi, además, tuvo la paciencia de acompañar a Jeff y Murasaki hasta el portal del piso de mi amiga, porque yo no me enteraba.

4. Madriz é mú grande. Me sobrepasa un poco, el gentío, las calles a reventar, la ciudad que se extiende más y más y más... la estaciones de metro con 8 minutos entre una y otra. Me fascina, pero me sobrepasa.

5. Superflicka es increíble. Además de ser un dulce, es muy graciosa: tiene un ingenio estupendo para frases célebres. Cvalda y yo probamos la experiencia de dar saltos imitando a una chica poppie-modernilla. La recomiendo, jejejeje. Podría haber pasado otras cuatro horas hablando, estoy segura.

6. Sí, es verdad, no hay duda y desde ahora será mi misión para los viajes: siempre es mejor el tren.

7. A la Celes le toca venir a Barcelona :-)

miércoles, mayo 14, 2008

Historia de dos ciudades, de Charles Dickens


Audiolibro

Lo que dice El Hubby:

Como todo libro de Dickens es maniqueo, repetitivo y con una decena de finales dentro de la misma historia; pero al igual que otros libros del mismo autor, sus virtudes eclipsan con creces a sus defectos. De hecho, creo que en cierto modo, el gusto de Dickens por la exageración encaja a la perfección con el periodo histórico que retrata en la novela. Por muy extremistas que parezcan algunos personajes, como el de Madame Defarge, es muy probable que existiesen personas de carne y hueso muy similares a ella en la francia de la revolución. Quizás es eso lo que más me impactó del libro, que ciertas situaciones, que en cualquier otra historia podrían percibirse como grotescas, aquí se antojan absolutamente verosímiles.

Dickens es un maestro del lenguaje y lo deja patente una vez más en este libro, que está regado de frases dignas de enmarcar, empezando por el primer párrafo:

"It was the best of times, it was the worst of times, it was the age of wisdom, it was the age of foolishness, it was the epoch of belief, it was the epoch of incredulity, it was the season of light, it was the season of darkness, it was the spring of hope, it was the winter of despair, we had everything before us, we had nothing before us, we were all going direct to heaven, we were all going direct the other way--in short, the period was so far like the present period, that some of its noisiest authorities insisted on its being received, for good or for evil, in the superlative degree of comparison only".

Pese a ser originariamente una novela por entregas, la trama está muy bien hilada. Los capitulos iniciales están llenos de detalles aparentemente intrascendentes que son usados mucho después en giros sorprendentes.

En fin, que no me sorprende su condición de clásico de la literatura.

martes, mayo 13, 2008

Llamadas


Antes me resentía que me "faltaran" llamadas de cumple, ahora me extraña, me parece curioso, pienso si habrá pasado algo.

¿Me estaré haciendo vieja?

Dice una amiga que tener 30 no es nada divertido, que es estar "entradita en años". ¿ENTRADITA EN AÑOS? ¿Y qué carajos seremos cuando lleguemos a los 50? ¿Ancianas? ¡No jodás!

¿Me creeré muy joven?

No hice fiesta ni ná de ná. Pero comí y comí... porque yo lo valgo. Ayer por la noche mi pobre panza no sabía como procesar las 24 horas de comidas variadas que le metí, incluyendo gominolas de todos los tipos.

Anteayer fui a cenar con Fernando y abrí regalos haciendo trampa. Ayer comimos sushi (bueno, Murasaki y yo, Fernan pidió unos noodles que me parece que tampoco lo hicieron muy feliz), luego fuimos al cine a ver "Lars and the real girl"... película curiosa donde las hay, pero muy divertida. Te ríes y luego te parece amargo el chiste, o al menos hay un tono melancólico muy fuerte detrás de la risa. Vale la pena, aunque es rara rara rara.

Hablé con mi madre, a dormir. Ese fue mi día de cumple...

Y me voy a clases... que voy tarde.

Feliz semana.

lunes, mayo 12, 2008

La Catedral del Mar, de Ildefonso Falcones.


Colección Debols!llo

677 páginas

Lo que dice El Hubby:
Durante dos años lo vi en los escaparates de las librerías y me resistí a comprármelo. Al fin sucumbí a la presión mediática y se lo pedí a mi mujer por Sant Jordi, y me alegro de haberlo hecho. El título despista. Escuchaba "La Catedral del Mar" y me olía a sucedáneo de "Los Pilares de la Tierra" de Ken Follet, pero estaba completamente equivocado. Es una de esas contadas novelas históricas que cumplen su función, la de hacerle a uno reflexionar sobre el presente mirándose en el espejo del pasado. Dista de ser el mejor libro que he leído este año, pero lo disfruté de tapa a tapa.
Lo que dice la contraportada:

La ciudad de Barcelona se encuentra en su momento de mayor prosperidad; ha crecido hasta la Ribera, el humilde barrio de los pescadores, cuyos habitantes deciden construir, con el dinero de unos y le esfuerzo de otros, el mayor templo mariao jamás conocido hasta entonces: Santa María de la Mar. Una construcción que es paralela a la azarosa historia de Arnau, un siervo de la tierra que huye de los abusos de su señor feudal y se refugia en Barcelona, donde se convierte en ciudadano y con ello, en hombre libre. El joven arnau trabaja como palafrenero, estibador, soldado y cambista. Una vida extenuante, siempre al amparo de la catedral de la mar, que le iba a llevar de la miseria del fugitivo a la nobleza y la riqueza. (la contraportada sigue diciendo cosas, pero te destripa medio libro)

Feliç Aniversari to me!

Bueno, después de maquillarme, ir a cenar y recibir regalos (haciendo trampa, adelantados)... lo confieso:
No está tan mal cumplir años.



Además (y me dejo de modestias), veo fotos de hace unos años y creo que el paso del tiempo me trata bien...

¡Así que, feliz cumple a mí!




ps. estreno blog con otro quinteto de loquillos... http://perfumedeunbeso.blogspot.com
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...